domingo, 2 de enero de 2011


Todos hemos nacido para perder la compostura, para hacer locuras sin pensar en nada. Si quieres disfrutar del momento ríe a carcajadas hasta llorar para que todos sepan lo feliz que eres, llora en compañía porque siempre habrá quien sepa secarte esas lagrimas, grita cuando requieras ayuda y necesites expresarte, salta y baila si tu alegría rebosa… Si en algún momento debes tomar una decisión difícil, piensa en ello y haz lo que creas que debes hacer. Puedes equivocarte, pero es mejor equivocarse que arrepentirse de no haber luchado por tus sueños. Hemos nacido para sentir la alegría y el sufrimiento, sé quién eres sin temer al dolor, haz lo que quieras y disfruta. Dentro de un tiempo pensarás en todo aquello que hiciste y quizá recuerdes una mala época, pero también recordaras que esa mala época la viviste siendo quien eres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario